Claves e ideas para instalar lámparas colgantes en la cocina

Sin duda la cocina es uno de los espacios más importantes y concurridos de una casa. Aparte de ser un lugar donde preparar y cocinar los alimentos, también se ha convertido en un punto clave donde reunirse con familia y amigos para charlar, disfrutar de un aperitivo, tomar un café, hacer los deberes, etc. Un espacio con una gran variedad de tareas donde la iluminación juega un papel fundamental.

Para crear un ambiente acogedor y funcional deberemos planificar correctamente la iluminación durante el diseño de la cocina. Lo ideal es combinar una buena iluminación  general con otras puntuales para zonas de trabajo, cocción y fregadero. Para ello deberemos escoger diferentes tipos de lámparas acordes a tus necesidades y a tu cocina, teniendo en cuenta el tamaño, la distribución del mobiliario y el estilo decorativo.

Para este artículo os vamos a hablar de una de las opciones más elegantes y con más presencia que existen en la actualidad para iluminar la cocina, las lámparas colgantes.

Fuente: Proyecto «Loft Poblenou» de Sincro

¿Qué son las lámparas colgantes?

Son lámparas sujetadas al techo que penden a una distancia quedando suspendidas en el aire. Las hay de diferentes diseños, materiales y estilos, pudiendo estar compuestas por uno o varios puntos de luz.

¿Cuál es el sitio ideal para colocar una lámpara colgante en la cocina?

No deben ponerse en zonas de paso, sino sobre áreas de trabajo que requieran una mayor iluminación, siempre y cuando no hayan armarios altos. Por ejemplo, para iluminar la encimera de la península o isla, mesas o barras para desayunos o comidas más informales. De esta manera conseguiremos una cocina más cómoda y segura.

¿A qué altura se deben colocar?

Deberemos mantener la altura adecuada para no golpearse en ellas y para que iluminen y luzcan bien dentro del espacio. Si van sobre la encimera, isla o sobre la mesa de comedor deberás dejar un espacio de unos 75 centímetros entre la superficie y la lámpara. Según el gusto personal y el diseño de la cocina podremos colgar varias lámparas a distintas alturas. Lo importante es que la altura no afecte la visión mientras estamos conversando con otra persona, ya sea estando sentados o de pié, y que no provoque deslumbramientos.

¿Cuántas lámparas necesitamos para iluminar?

No hay un número exacto, dependerá de las dimensiones del espacio que quieras iluminar. En una isla o península normalmente con 2 o 3 lámparas suele ser suficiente, siempre y cuando haya una separación de unos 75 cm.

¿Qué tamaño deben tener?

Las lámparas de mayor tamaño encajan mejor en cocinas grandes y si los techos son altos. Pero no en cocinas medianas y pequeñas. Sea cual sea su tamaño, siempre deberán ser proporcionadas a las superficies de trabajo a iluminar.

¿Qué papel juegan en la decoración?

Las lámparas colgantes tienen una finalidad funcional pero también un gran valor estético, siendo una parte importante dentro del estilo y de la decoración. Además, en las cocinas abiertas juegan un mayor protagonismo y sirven para delimitar ambientes.

Existen una gran variedad de modelos por lo que habrás que elegir en función del espacio disponible, el estilo del ambiente y el uso que se le vaya a dar.

Según el efecto decorativo e iluminación que le quieras dar a tu espacio podremos elegir entre un modelo u otro. Puedes instalar varias lámparas idénticas o combinarlas jugando con los distintos materiales, formas, tamaños, colores, números de focos, alturas, dirección de la luz, etc.

A continuación os mostramos algunas ideas para iluminar tu cocina con lámparas colgantes.

Una lámpara para una cocina con espíritu industrial y vintage 

En este primer ejemplo os mostramos una lámpara que preside una isla de cocina empleada para reunirse, comer o tomar algo. De color mostaza y acabado brillante compuesta por una estructura metálica y tornillos que amplifican aún más el efecto antiguo.

Fuente: Proyecto «Balmes» de Sincro

Elementos en negro para dar un toque diferente al espacio

Las lámparas de esta barra en península destacan por su sencillez y sutil elegancia. Diseñadas en varillas de acero en acabado color negro donde la bombilla queda expuesta.  A parte de las lámparas, se ha utilizado el negro en la grifería, las juntas de las baldosas y en las patas de los taburetes consiguiendo un efecto visual más impactante.

Fuente: Proyecto «Espronceda» – Sincro

A juego con el gris de las sinuosas vetas del mármol Calacatta 

Para esta cocina se han utilizado unas lámparas en forma cónica y de color gris hormigón que combina muy bien con las vetas de la encimera, los acabados en blanco y la madera presente en este espacio. Por su luz descendente es ideal para iluminar la superficie de la península.

Fuente: Proyecto «Avinguda de Roma» de Sincro

Lámparas cilíndricas de diseño industrial y minimalista

Península de cocina con tres lámparas colgantes con pantalla cilíndrica de líneas finas y acero pintado en color negro que combina a la perfección con el efecto acero oxidado de la encimera y del salpicadero, tonalidad arcilla del mobiliario de la cocina; y el negro del pavimento.

Fuente: Reforma de cocina «Girona«

Una làmpara donde “el menos es más”

Gracias a la instalación de diferentes sistemas de iluminación se ha conseguido una composición equilibrada y armónica. Para iluminar la zona de comedor, ubicada en la península, se ha instalado una lámpara colgante de diseño limpio y sencillo. En acabado en gris que combina a la perfección con el blanco y el resto de elementos de la misma tonalidad.

Fuente: Pinterest y Masdeu estudio.

De madera para darle un estilo nórdico

Para iluminar la mesa redonda del comedor de esta cocina se ha instalado una única lámpara colgante con un acabado de madera que ofrece una luz suave, creando un ambiente confortable y acogedor.

Una lámpara que aporta carácter al espacio

Gracias a esta lámpara con acabado dorado y con varios brazos se ha conseguido una cocina con un resultado excelente. Su diseño sofisticado aporta mucha personalidad a esta cocina con techos altos y colores neutros.

Fuente: Blog Design wash

Lámparas atemporales y versátiles

Las lámparas de esfera de cristal son ligeras, elegantes y encajan en muchos estilos decorativos. Son un clásico de la iluminación con aspecto atemporal que se adaptan a cualquier ambiente. En este ejemplo se han instalado dos lámparas en la zona de comedor de la isla. Con cristal de color blanco y suspensión acabado en negro a juego con los taburetes altos y electrodomésticos.

Fuente: Pinterest

De distintos tamaños y distintas alturas 

Para terminar un grupo de lámparas del mismo modelo y en diferentes alturas en la misma zona de la cocina. De cristal transparente y con la suspensión en cromo, y con un diseño atractivo y funcional.

Fuente: Pinterest

sincroClaves e ideas para instalar lámparas colgantes en la cocina