Insonorización de paredes para evitar el ruido de los vecinos

Si has llegado hasta aquí seguramente estés cansado de escuchar a tus vecinos y te hayas planteado insonorizar las paredes de tu casa.

Existen edificios donde el aislamiento acústico no es suficiente para poder disfrutar con tranquilidad de nuestra casa generando nerviosismo y molestias, incluso pequeños conflictos entre inquilinos. Por este motivo, en este artículo os queremos explicar las principales causas de los problemas ocasionados por ruido y mostrar algunos sistemas constructivos que permiten minimizar su transmisión.

Evaluación del ruido

Antes de insonorizar una pared hay que identificar qué tipo de ruidos nos están viniendo y por donde se propagan. De esta manera sabremos qué sistema constructivo y material es el más idóneo.

Los principales problemas de aislamiento acústico suelen ser ocasionados por la calidad de los materiales empleados en la construcción de los tabiques, por el grosor y espesor de la pared, por la ausencia de materiales aislantes, por la presencia de puentes acústicos a través de las instalaciones o simplemente por el exceso de ruido de los vecinos.

Podemos distinguir entre varios tipos de ruido:

  • Ruido aéreo: donde las ondas sonoras se propagan por el aire. Por ejemplo, el sonido de una televisión con el volumen muy alto, la música sonando o las conversaciones entre amigos y familia. Este sería el más fácil de solucionar con un buen aislamiento acústico.
  • Ruido de impacto: se transmite por la estructura del edificio cuando dos objetos impactan entre ellos provocando una vibración sonora. Por ejemplo el ruido de las pisadas con tacones, la caída de objetos, el arrastre de sillas, etc. Este tipo de ruido presenta mucha energía en todas las frecuencias, por lo que es más difícil de atenuar.

Sistemas de insonorización

Las soluciones de aislamiento acústico se pueden aplicar en diferentes zonas de una vivienda: en una pared divisoria, en el muro de una fachada, en un techo, en una puerta o ventana… No obstante, en este artículo solo vamos a centrarnos en la insonorización de paredes colindantes, principalmente para afrontar el ruido aéreo.

Para la reducción del ruido se pueden utilizar diferentes materiales y sistemas constructivos acústicos, cuya elección dependerá del resultado de la evaluación inicial y también del presupuesto disponible.

Los sistemas constructivos más habituales para la insonorización de paredes serían:

Trasdosado de pladur

Este es el sistema más utilizado en las reformas de Sincro, principalmente por ser una de las soluciones más viables que existen en el mercado. Un trasdosado consiste en construir delante del tabique una estructura de acero galvanizado a la que se le atornilla  una o varias placas de pladur (cartón yeso) creando una cámara de aire en su interior donde se le instala un material absorbente y/o aislante acústico.

Fuente: Fabricante de sistemas de aislamiento para edificios Rockwool.

Actualmente existen varios tipos de trasdosados de pladur, y su composición varía en cada caso, adaptándose a sus necesidades específicas. Trasdosados formados con más o menos capas de cartón yeso y con diferentes materiales según el nivel de insonorización deseado.

Los absorbentes acústicos que se instalan son materiales de baja densidad que absorben la mayor parte de las ondas del sonido. Por ejemplo las fibras minerales (fibra de vidrio, lana de roca), las espumas acústicas (poliuretano, melamina) y los textiles (poliéster, algodón).

Si queremos mejorar la capacidad de insonorización del sistema podemos instalar materiales aislantes acústicos. Estos se caracterizan por ser de alta densidad y tienen la característica de reflejar el sonido. Los materiales aislantes más utilizados son las láminas viscoelásticas o de polietileno.

También existe la posibilidad de instalar un material aislante en la estructura metálica del trasdosado para evitar puentes acústicos y transmisiones estructurales. Y utilizar placas de pladur de alta densidad recubierta por una lámina de celulosa en sus dos caras, ya fabricadas con el objetivo de incrementar el aislamiento acústico.

Si deseas saber más sobre las paredes de pladur te recomendamos leer el artículo “Paredes de pladur, ventajas e inconvenientes

Tabique de ladrillo doble hoja

Este sistema sería muy parecido al trasdosado de pladur pero con la diferencia que en este caso se recrece la pared levantando delante un nuevo tabique de ladrillo, dejando un espacio entre ellos para colocar el material absorbente o acústico.

Fuente: Fabricante de sistemas de aislamiento para edificios Rockwool.

Si queréis ver diferentes ejemplos de trasdosados os recomendamos visitar la página de los sistemas de aislamientos acústicos del fabricante Chova.

sincroInsonorización de paredes para evitar el ruido de los vecinos