Parquet para cocina y baño ¿sí o no?

Si estás pensando en reformar tu piso seguramente ya le estés dado vueltas a los materiales a utilizar para los suelos. Una de las dudas más habituales en nuestros clientes es si es adecuado o no instalar parquet en cocina y baños. La respuesta es que sí se puede, pero antes de tomar una decisión es importante estudiar diferentes opciones para encontrar la que más se adapte al uso y estética de tu espacio.

Colocar parquet es una buena idea gracias a la calidez que transmite la madera, y porque dan un aspecto elegante y acogedor, sin embargo, debemos tener especial cuidado en las estancias más expuestas a las humedades o en las que sea más probable que se produzcan pérdidas o caídas de agua. Por tanto, la cocina y aún más en los baños es donde el parquet se puede resentir más.

Puede resultar interesante poner parquet en cocinas abiertas para no romper la estética con el resto del espacio y mantener la continuidad visual. Pero combinar baldosa con parquet puede ser otra opción muy atractiva para separar espacios, además de esta manera reducimos el riesgo de sufrir daños por humedades.

Fuente: parquet laminado instalado en una cocina abierta al salón. Proyecto «Lepanto» – Sincro

Si quieres poner parquet en tu cocina y baño a continuación te explicamos qué tipo de parquets son los más aconsejables.

Parquet natural vs sintético

Para saber el tipo de parquet que más te conviene hay que tener en cuenta el uso que se le va a dar al espacio, su apariencia estética y el presupuesto disponible.

Años atrás si no querías complicarte la vida lo mejor era escoger baldosas para cocinas y baños. No obstante, hoy en día existen una gran variedad de soluciones, tanto de madera como sintéticas, que nos permiten salvaguardar este problema.

Una de las opciones más aptas sería utilizar un parquet sintético especial para zonas húmedas. Una opción 100% resistente a la humedad es el suelo vinílico, compuesto por materiales plásticos que permite una gran variedad diseños, estilos y tonalidades, con imitaciones a la madera que cada vez están más logradas.

Fuente: Suelo vinílico Parador. Imagen obtenida de su simulador web.

Otra alternativa muy idónea es utilizar suelos laminados. Un pavimento fabricado por varias capas: un tablero de aglomerado de fibras de madera de alta densidad, un papel melamínico con un diseño que puede imitar a la madera, una capa superior transparente resistente al desgaste, y una cuarta capa de madera en la base que aporta estabilidad al suelo. Este tipo de suelos cada vez son más resistentes al agua gracias a la innovación de los materiales. Además, la imitación a la madera es muy buena, incluso un poco más realistas que los vinílicos; e incluso existen acabados que incluyen el relieve que imita la textura de la madera.

Fuente: Suelo laminado Parador en el proyecto «Almeda» realizado por Sincro.

Ambos son una opción mucho más económica que los parquets de madera natural, su instalación es rápida y sencilla, son fáciles de limpiar y de mantener, y resisten bien la humedad por lo que garantizan su instalación en baños y cocinas.

¿Y el parquet de madera natural? La madera natural es un material que crea un ambiente cálido y refinado; y además puede durar muchísimos años. Pero, no es amigo de la humedad, al fregado continuo y al uso de productos abrasivos. Asimismo exige un mantenimiento mucho mayor y resiste peor el uso diario. Por tanto sería el menos aconsejable.

Pero si eres de los que no te convence el parquet sintético siempre existe la posibilidad  de aplicar un tratamiento con la aplicación de barnices especiales que impiden que el agua se absorba por los poros de la madera, evitando así que el parquet se hinche y termine estropeándose.

Si finalmente te decantas por la madera natural añadir también que está la posibilidad de instalar parquet flotante multicapa (parquet con una madera de alta densidad y una capa superior de madera noble) o parquet flotante macizo (en su totalidad de madera noble). A diferencia del tradicional parquet de madera, éste es instalado por un sistema de fijación de las láminas, sin pegar al suelo.

Fuente: parquet de madera natural. Revista El Mueble.

Fotos imagen de portada: cocina del proyecto «Espronceda» – Sincro // Baño diseñado por Schulberg Demkiw Architects

sincroParquet para cocina y baño ¿sí o no?