Trabajos de carpintería metálica en una reforma

¿Qué es la carpintería metálica?

En una reforma, la fase de carpintería metálica engloba todos aquellos trabajos relacionados con la manipulación e instalación de los productos fabricados con metal. Principalmente la instalación de puertas y ventanas pero también de persianas, barandillas, mamparas, estructuras divisorias, rejas, etc.

Cuando hablamos de carpintería metálica generalmente nos referimos a la carpintería de aluminio ya que es el material más utilizado pero también se suele trabajar con productos fabricados con otros metales como el acero inoxidable, cobre, hierro, etc.

Plano ejemplo de carpintería metálica de una reforma de piso. 

Este tipo de carpintería ha supuesto un avance en el ámbito constructivo ya que cuenta con varias ventajas frente a la carpintería de madera o de otros tipos, así que si te estás planteando incorporar la carpintería metálica en tu proyecto de reforma a continuación te contamos algunas razones para hacerlo.

Ventajas de la carpintería metálica

  • Más durables y fáciles de mantener

    Gracias a la resistencia del material y a sus acabados estas estructuras no suelen estropearse con facilidad frente a los golpes y a las adversidades climáticas. Además no acumulan tanta suciedad como en las de madera por lo que son mucho más fáciles de mantener y limpiar.

  • Versatilidad en los diseños

    Gracias a los avances tecnológicos y a las características de los materiales, la carpintería metálica se adapta a cualquier tipo de obra, usos y necesidades. Son fácilmente moldeables y ofrece una gran variedad de colores y acabados (lacados, imitación de madera, combinación de materiales, etc.) lo que permite llevar a cabo todo tipo de diseños con un resultado funcional y estético excelente.

  • No inflamable

    Al ser un material no inflamable incrementa la protección y seguridad de tu casa o negocio frente a posibles incendios.

  • Más económicas

    Los materiales de la carpintería metálica suelen ser más baratos en comparación a otros como la madera o el PVC. Presentan una larga vida útil y requieren menos mantenimiento por lo que supone un mayor ahorro económico. En el caso de las ventanas y puertas el precio puede verse aumentado o disminuido según el aislamiento térmico y acústico que presente.

Desventajas de la carpintería metálica

  • Menor aislamiento térmico y acústico

    El aluminio es una material que presenta una transmitancia térmica alta lo que supone, en el caso de puertas y ventanas, una pérdida de temperatura causando un mayor gasto de energía y dinero para enfriar o calentar nuestras estancias. Además en fuertes contrastes de temperatura entre el interior y exterior de la vivienda o local se pueden producir condensaciones no deseables.

    A pesar de todo esta desventaja se puede solucionar con la instalación de una Rotura de puente térmico (RPT) mediante un material aislante entre las caras de los perfiles del cerramiento, pero esto también implica un coste mayor.

    Otra manera de mejorar el aislamiento térmico y acústico es incrementando el grosor del acristalamiento, instalando dos o más capas de cristal separadas por una cámara de aire y/o escogiendo sistemas de apertura óptimos según las necesidades y uso de cada espacio.

    De esta manera también logramos adaptarnos a las normativas relacionadas con la eficiencia energética en el sector de la construcción.

Ejemplos de puertas y ventanas de aluminios instalados en las reformas realizadas por Sincro

Instalación de ventanas de aluminio en el salón de un piso reformado por Sincro

Desde Sincro te recomendamos utilizar este tipo de material en las reformas. Si tienes un proyecto en mente contacta con nosotros y te ayudaremos a que se haga realidad.

sincroTrabajos de carpintería metálica en una reforma