Puertas correderas vista sin necesidad de hacer obras

Como ya vimos en el artículo “tipos de puertas correderas según su instalación y apertura”, las puertas correderas son una brillante solución para optimizar espacios pequeños y separar o fusionar estancias. Y que además de su funcionalidad son un fantástico elemento decorativo. Por este motivo cada vez son más las casas que cuentan con este tipo de puertas.

A gran escala, podemos diferenciar las puertas que se encuentran ocultas entre los tabiques cuando se abren, o las que se instalan en la parte exterior del tabique. Las primeras tienen el inconveniente de que para su instalación se necesitan hacer obras. En cambio las vistas son más sencillas y económicas al no tener que hacer ningún tipo de reforma. No obstante tienen la desventaja de que cuando la puerta queda abierta el espacio de la pared queda inutilizado.

Las puertas corredera vista funcionan gracias a un sistema de rieles instalado sobre la pared que son fáciles de instalar. Aunque no permiten apoyar ningún mueble o colgar accesorios de decoración en la pared que se desliza la puerta, podemos compensarlo utilizando la puerta como un elemento decorativo, tanto si están abiertas o cerradas. Existen una infinidad de diseños y acabados que se adaptan a cualquier estilo del hogar.

Si tienes pensado instalar una puerta corredera vista a continuación te presentamos 8 ideas para ahorrar espacio y dividir ambientes con mucho estilo.

Con guías vista

Fuente: Blog de Angela Rose Home

En este primer ejemplo podemos observar una puerta compuesta por lamas de madera dispuestas en diagonal y con acabado de color negro. En este caso las guías y los herrajes quedan a la vista formando parte de la decoración.

Con guías ocultas

Fuente: Sincro – Proyecto Sarrià

Esta imagen corresponde a una reforma realizada por Sincro. Se instaló una puerta corredera lacada en blanco con los mecanismos ocultos tras una tapeta. Tiene la función de separar el salón de la zona de acceso a los dormitorios con el objetivo de facilitar el descanso.

Con guías invisibles

Fuente: Estudio ZONA Architekci

Se trata de una puerta corredera de madera que da acceso a un baño. Tiene la peculiaridad de tener el mecanismo integrado en la parte superior de la hoja de la puerta, quedando oculto tanto con la puerta abierta como cerrada. Para mejorar el deslizamiento en este tipo de puertas se suelen poner ruedas en la parte inferior. Como podéis ver el resultado final es elegante y sofisticado.

De suelo a techo

Fuente: Sincro – Proyecto Espronceda

Para separar el recibidor del salón se ha instalado una grande puerta corredera que va desde el suelo hasta el techo, donde los raíles quedan ocultos dentro del techo de pladur. Al estar fabricada con el mismo material del parquet se integra perfectamente al ambiente creando un efecto decorativo muy potente.

De doble hoja

Fuente: Avenue B Design Build

Las puertas dobles son un diseño clásico con mucho encanto. Son ideales para dormitorios y para comunicar espacios grandes. La imagen corresponde a una habitación suite con una pequeña zona de relax, donde la puerta de inspiración rústica encaja a la perfección con el estilo clásico de esta estancia.

De cristal transparente combinada con otro material

Fuente: Sincro – Proyecto «Maragall»

Sin duda las puertas correderas con cuarterones de cristal viven su mejor momento. Entre las más populares se encuentran las compuestas por cristal más madera o metal. La transparencia del cristal permite contemplar las estancias desde los dos lados, pasar la luz y mantener la sensación de amplitud. Además evitan que traspasen los olores o el ruido y encajan prácticamente con todos los estilos decorativos.

En cristal translúcido

Fuente: Sincro – Proyecto «Poblenou»

La principal ventaja de este material es que dejan pasar la luz y garantizan la privacidad que se necesita. Con un aseo, como el de la foto, con unas dimensiones tan reducidas y sin ventanas, ha sido todo un acierto instalar este tipo de puertas.

Con un espejo

Fuente: Pinterest

Por último, una puerta con doble función ya que también incorpora un espejo. A parte de poder observándonos, hace que una estancia sea visualmente más grande y más luminosa. Funcionan muy bien en dormitorios, recibidores y pasillos.

Foto de portada: Pinterest

sincroPuertas correderas vista sin necesidad de hacer obras