Barras de cocina: ventajas y tipos

Las barras de cocina son una tendencia que triunfa cada vez más, tal como se puede ver en las reformas realizadas por Sincro. Debido principalmente por el cambio de estilo de vida donde la cocina va adquiriendo más protagonismo, convirtiéndose en un punto de encuentro e interacción entre los diferentes miembros de la familia y amigos. Además, presentan una gran variedad de diseños y se adaptan en cualquier tipo de cocina.

Si estás pensando en reformar la cocina, en este artículo encontrarás un pequeño resumen de sus ventajas y ejemplos de varios tipos barras de cocina.

Ventajas de las barras de cocina

Increíblemente prácticas y multifuncionales

Disponer de una barra de cocina nos puede ser de mucha utilidad sin ocupar mucho espacio. Nos puede servir para desayunar o para comidas rápidas con comodidad. Como alternativa de mesa de comedor para comidas y cenas más informales, para tomar un café a media tarde o simplemente como superficie extra de trabajo para cocinar y manipular alimentos.

Además de ser un espacio para disfrutar de la gastronomía, las barras de cocina pueden ser un lugar donde los invitados puedan conversar y tomar unas copas mientras se cocina, o una zona de trabajo donde realizar pequeñas gestiones o los deberes de los más pequeños de la casa. Convirtiendo la cocina en un espacio muy flexible según las necesidades que puedas tener.

Adaptables a cualquier cocina

Las barras de cocina se pueden fabricar en cualquier forma, tamaño, y con una gran variedad de materiales, por lo que se adapta a cualquier tipo de cocina y de estilo decorativo. Admiten diferentes ubicaciones para sacarles el máximo partido al espacio: barras que nacen de la encimera o de la pared, o que son una prolongación de la propia isla o península de cocina. Asimismo son unas grandes aliadas de las cocinas pequeñas, por lo que sustituyen a las tradicionales mesas del comedor, creando más superficie útil para la cocina.

Marcan una separación entre espacios

Las barras de cocina encajan muy bien en cocinas abiertas al salón, haciendo de separador de ambientes y con el mínimo de barrera visual, creando espacios amplios y luminosos. Además, es una excelente manera de darle un toque moderno a tu estancia.

En estos casos tendrás que decidir si prefieres optar por una barra con la parte baja abierta o cerrada. En el primer caso obtendremos mayor sensación de amplitud, y con un diseño cerrado haremos que no se vea tanto la cocina desde el salón. Si quieres que no se vea tanto el desorden que se genera alrededor de los fogones y el fregadero siempre hay la posibilidad de instalar una barra un poco más elevada que la encimera.

Económicas y fáciles de instalar

Los materiales, el diseño y el tamaño determinarán el precio de las barras de cocina. Existen una gran variedad de modelos, calidades y precios, incluso la puedes hacer con tus propios medios. Por tanto, se adaptan a todos los gustos y bolsillos.

Tipos y ejemplos de barras de cocina

Tal como hemos mencionado al principio en esta segunda parte del artículo os mostraremos diferentes proyectos realizados por Sincro donde podréis ver distintas opciones de barras de cocina.

Barra en una península

Fuente: reforma «Girona» – Sincro

En este primer proyecto podemos ver cómo se ha diseñado una península compuesta por un mueble de almacenamiento y una barra con tres taburetes con unos acabados que encajan con la estética de la cocina. Además se ha colgado una televisión para que se pueda ver perfectamente desde la barra.

Fuente: reforma «Espronceda» – Sincro

De los fogones a la mesa. En este ejemplo se ha aprovechado el conjunto de la zona de fuegos, que alberga los fogones y el horno, para crear una extensión en la encimera en dos lados de la península, constituyendo así una barra para 4 personas. Una manera práctica para conversar en familia mientras se cocina. Además, al ser una cocina abierta al salón y recibidor también se utiliza a modo de separador de la forma más atractiva.

Integrada en la isla de cocina

Fuente: reforma «Loft Poblenou» – Sincro

Esta isla de cocina es sin duda la protagonista de este loft ubicado en Barcelona. Una amplia isla, presidida por una encimera de granito Naturamia, que acoge una barra con una capacidad para cuatro taburetes, el fregadero y mobiliario de almacenamiento. Cumpliendo así el deseo de los propietarios: poder disfrutar de una cocina para compartir en familia y con los amigos.

Dividiendo espacios abiertos

Fuente: reforma «Sant Gervasi» – Sincro

En este proyecto se ha creado una barra multifuncional para trazar una frontera entre la cocina y el salón. De esta manera la cocina queda visualmente más oculta desde el salón, dando como resultado un espacio abierto y sofisticado.

Fuente: reforma «Tetuán» – Sincro

Para esta reforma se ha diseñado una cocina en forma de “U” abierta al salón comedor. Y se creado una barra de tres plazas para delimitar los dos espacios de forma elegante. Se ha colocado tomando la encimera como punto de apoyo.  Por debajo de ella no se han instalado muebles para poderse sentar cómodamente, y en los costados visibles desde el salón se han rematado con un tablón de madera lacado del mismo color que el mobiliario de la cocina. De esta manera la cocina queda parcialmente oculta tras la barra.

Fuente: reforma «Passatge Garbí» – Sincro

Este sería un segundo ejemplo de una barra instalada en una cocina en forma de “U”. A parte de cumplir su función para comidas rápidas y desayunos, ayuda a dividir la cocina y el comedor. Y en este caso, al ser un espacio más informal sólo se ha rematado uno de los lados.

Fuente: reforma «Castelao» – Sincro

En esta distribución del mobiliario de cocina en forma de “L” se le ha añadido una extensión de la encimera para crear una barra con dos plazas a cada lado y para marcar la división con el salón.

Pegada en la pared

Fuente: reforma «Aragó» – Sincro

Si tu cocina es alargada y estrecha, una buena solución es poner una pequeña barra a lo largo de la pared. En este proyecto se ha colocado una barra, fabricada con un tablón de madera y una estructura de hierro, a continuación de los armarios columnas. Y de poco ancho para no estorbar el paso.

Barra extraíble 

Fuente: reforma «Maragall» – Sincro

Otra solución para cocinas pequeñas sería instalar una barra extensible que sale del propio mueble de cocina. En este último ejemplo podemos ver cómo desde un cajón se puede extraer una pequeña mesa sin ningún pié de apoyo. Una propuesta original para disponer de espacio extra en tu cocina en el momento que lo necesites.

sincroBarras de cocina: ventajas y tipos