¿Bañera o ducha? pros y contras

Si estás pensando en reformar tu baño seguramente ya te hayas preguntado si instalar una bañera o ducha. Hay que decir que las dos alternativas son igual de válidas, pero sí que se debe analizar cada caso antes de elegir. Según cómo sea el espacio y las necesidades que tengas te decantarás por una opción o por otra. ¡O las dos! Si los metros cuadrados no son un problema entonces podrás beneficiarte de las prestaciones de ambas.

Para facilitarte la elección en este artículo te contamos cuáles son los puntos fuertes de disponer una bañera o ducha.

Las ventajas de tener una ducha

Fuente: Baño del proyecto «Estruch» – Sincro

Cada vez son más las reformas de vivienda donde se sustituye la bañera tradicional por un plato de ducha. Ganar más espacio, conseguir más comodidad y seguridad serían algunos de los motivos.

A continuación te explicamos las ventajas que explican el éxito de las duchas:

  Espacio extra

Son ideales en baños con pocos metros cuadrados. Existen platos de distintas formas y medidas que nos permiten aprovechar cada centímetro del baño, ganando espacio para moverse con comodidad o colocar más sistemas de almacenaje.

  Más accesibilidad y seguridad

En cualquier reforma de vivienda no hay que olvidarse de mejorar la calidad de vida y el confort de las personas que habitan. En un baño es muy importante garantizar la movilidad y seguridad, principalmente en personas mayores o con movilidad reducida. Al no tener desniveles, las duchas nos permiten entrar y salir con más facilidad y comodidad, disminuyendo así la probabilidad de resbalar o tropezar.

  Ahorro de agua

La ducha es la mejor forma de consumir el agua de modo responsable y de respetar el medio ambiente. Sin duda requiere menos agua y tiempo que un baño. Además, el ahorro de agua hará que el importe de la factura sea menor.

  Limpieza

Al tener una superficie plana y más pequeña, y un acceso más fácil hace que el mantenimiento y la limpieza sea una tarea más sencilla (tanto en el plato de ducha como en la mampara) en comparación a una bañera.

Las ventajas de la bañera

Fuente: imagen obtenida del fabricante de bañeras Hidrobox.

Durante muchos años la bañera ha sido la protagonista del baño, pero debido a nuestro estilo de vida, en donde prima la rapidez, no se nos permite disfrutar tanto de la bañera para darnos unos largos y relajantes baños. Además, cada vez más los pisos disponen de menos espacio. No obstante, también hay razones por las que podemos decidir instalar una bañera.

  Relax y bienestar

La bañera nos permite sumergirnos en un baño relajante en casa, siendo una de las mejores formas de desconectar del estrés y de las preocupaciones al finalizar el día. Un baño caliente también nos ayuda a mejorar la circulación, aliviar determinados dolores musculares, e incluso a conciliar mejor el sueño. En definitiva con una bañera podemos convertir el baño en un espacio de tranquilidad y bienestar.

  Ideal para niños pequeños

La hora del baño de los niños pequeños es uno de los momentos más divertidos y relajantes que puedes compartir.  Una bañera hace que esta tarea sea más fácil y a la misma vez permite que los niños se diviertan chapoteando el agua con las manos o con algún juguete. No obstante, hoy en día existen cubetas adaptadas para bañar al bebé que se pueden utilizar tanto en una ducha como en una bañera.

  Elemento decorativo

Una bañera por sí sola es una fantástica pieza decorativa, aporta personalidad y gran  elegancia en el baño. Principalmente en espacios amplios donde se pueden instalar bañeras exentas (independientes). Existen una variedad de estilos por lo que se pueden adaptar en cualquier ambiente, desde un modelo clásico con patas para un espacio más vintage a variedades más lisas para baños modernos y minimalistas.

sincro¿Bañera o ducha? pros y contras