Paredes de ladrillo visto como elemento decorativo

En este artículo os queremos hablar del potencial decorativo que presentan las paredes de ladrillo visto. Una estética con un gran atractivo gracias a sus texturas, tonalidades e imperfecciones que denotan el paso del tiempo aportando personalidad y elegancia al espacio.

Como interioristas nos encanta rescatar las paredes con el ladrillo visto e incluirlas en nuestros proyectos de reforma participando activamente en la decoración mostrando su naturalidad sin tapujos. Aunque existan revestimientos imitación de ladrillo, nos referimos a las paredes originales que se suelen encontrar en viviendas antiguas, que en muchos casos han sido tapadas, y en espacios industriales transformados en viviendas.

Una moda de los lofts neoyorquino

Fue precisamente en Nueva York donde se pusieron de moda, en la década de los 50. Cuando estudiantes, inmigrantes pero sobre todo artistas y diseñadores, se instalaron en fábricas abandonadas convertidas en viviendas, atraídos por sus bajos precios.

Con grandes espacios amplios y diáfanos, techos altos, grandes ventanales y con materiales constructivos expuestos como tal: ladrillos, pilares, vigas… así como cableado y tuberías de instalaciones.

Por este motivo tenemos muy asociadas las paredes de ladrillo visto con el estilo industrial (o el loft neoyorquino). Un estilo que nació sin pretensiones pero que gracias a su atractivo visual y funcionalidad fue ganando seguidores hasta convertirse, a día de hoy, en uno de los estilos más vigentes y favoritos.

Fuente: Pinterest

Encaja en numerosos estilos de decoración

Hay muchos estilos decorativos que funcionan bien con la pared de ladrillos visto. Aparte del estilo industrial que encabeza la lista, también han estado asociados a ambientes rústicos en armonía con otros elementos presentes: techos abuhardillados, chimeneas, estructuras antiguas, muebles de madera, colores claros y cálidos, etc. creando ambientes con una elegancia descuidada y que nos recuerdan a la naturaleza.

Como hemos visto en los últimos años el ladrillo expuesto puede ser un elemento decorativo muy versátil, siendo un gran atractivo para otros estilos más actuales y contemporáneos. Todo dependerá de cómo conjuguemos el ladrillo con el resto de elementos presentes en la casa.

Dónde quedan bien las paredes de ladrillo visto

Si a la hora de hacer la reforma decides dejar al descubierto el ladrillo deberás decidir en qué zonas quieres exponerlos. Su elección dependerá de varios factores tal y como veremos a continuación.

Habitualmente se suelen encontrar en muros de carga. En el caso de estar tapados habrá que limpiar todo el material añadido (normalmente yeso y pintura) para buscar si están estos ladrillos en el fondo. También habrá que ver qué tipo de ladrillos hay y comprobar el estado y el aspecto de la pared. En comparación a las casas más antiguas,  los ladrillos de las viviendas más modernas suelen estar apilados de una manera más regular y presentan un aspecto más homogéneo. En algunas ocasiones las paredes pueden presentar fisuras y desperfectos por lo que se habrán de arreglar si afectan la salubridad del edificio.

Fuente: Recuperación del ladrillo visto en el dormitorio del proyecto «Balmes»  (Sincro)

Otra cosa a tener en cuenta es que con el ladrillo visto es probable que empeores el aislamiento de la vivienda, si se diera el caso lo más aconsejable es no exponerlo en paredes que dan al exterior del edificio.

Recomendamos no hacerlo en todas las paredes de un mismo espacio para no empequeñecer o recargar el ambiente, a no ser que sea un loft de grandes dimensiones. No provoca el mismo efecto si se deja en una o dos paredes, en sólo una parte o en toda la casa. Todo dependerá del tamaño de la estancia donde se quiera ubicar y del estilo que tenga. Por sus dimensiones, se suelen encontrar en salones y dormitorios, pero también pueden estar en otras estancias según como se aplique este recurso decorativo.

Otra opción es pintar el ladrillo visto en un color claro para rebajar el impacto visual y conseguir un aspecto más acogedor y cálido, sin perder el encanto de su textura.

A continuación os compartimos algunas ideas de interiores con ladrillo visto.

Piso moderno con cierto aire industrial

Fuente: Reforma «Balmes» de Sincro

En casas rústicas

Fuente: El Mueble

Para separar ambientes

Fuente: Revista Interiores

Descubriendo la parte superior

Fuente: El Mueble

Hasta la mitad en la parte inferior

Fuente: Estudio Riccardo Haiat

En la pared del cabecero

Fuente: Tina Rich Design

A modo cuadro

Fuente: El mueble

Para aportar calidez a la cocina

Fuente: Reforma «Balmes» de Sincro

Alrededor de una balconera

Fuente: Reforma «Balmes» de Sincro

Pintado en blanco para ganar amplitud y luminosidad

Fuente: INT2 Architecture

Pintado para suavizar la estética de nave industrial

Fuente: Proyecto «Loft Poblenou» (Sincro)

Con la pintura desgastada

Fuente: Hunting for George»

Tonalidades oscuras para ambientes sofisticados

Fuente: VAE Design & Architecture

sincroParedes de ladrillo visto como elemento decorativo