¿Qué es el lacado de puertas y muebles?

En este artículo os queremos hablar sobre uno de los acabados de puertas y muebles más utilizados en nuestras reformas, el lacado. Un tipo de acabado que ofrece mejores resultados en comparación a otros tipos como el laminado, chapado o pintura.

A continuación os explicamos en qué consiste y sus principales características.

¿Qué es un lacado?

El lacado es una técnica de recubrimiento que consiste en aplicar en una superficie de madera un líquido de terminación (esmalte-laca) que se seca mediante la evaporación de los disolventes que contiene, y que sirve para conseguir una superficie lisa y resistente.

¿Qué características presentan las superficies de madera lacadas?

Las puertas y muebles lacados presentan una superficie totalmente uniforme y lisa, sin imperfecciones. Admiten una gran variedad de colores y permiten seleccionar el nivel de brillo que deseamos por lo que se pueden integrar fácilmente en cualquier estilo decorativo.

Presentan una gran resistencia ya que el esmalte-laca suele durar muchos años y el color no cambia con el paso del tiempo. Es importante tener cuidado con los golpes ya que podrían aparecer grietas.

Además son muy fáciles de mantener y limpiar. Tan solo tenemos que pasar un paño húmedo, pero sin utilizar ningún producto abrasivo.

Ejemplos de puertas y muebles lacados en las reformas realizadas por Sincro

¿Cómo se realiza el lacado de puertas y muebles?

El lacado es un proceso bastante complejo y para conseguir buenos resultados siempre aconsejamos acudir a un especialista.

El lacado consiste en darle varias manos de lijado y capas de esmalte-laca en una base de madera DM. Un aglomerado compuesto con fibras de madera y resina cuyas propiedades son ideales para lacar. El número de capas, el tipo y la cantidad de esmalte-laca influirá con la terminación y calidad final del lacado. Normalmente la laca se aplica mediante pulverización en una cabina de pintado.

En la última capa es cuando se le aplica el brillo y color deseado. El color blanco en mate es el color más utilizado en nuestras reformas.

Durante el proceso se utiliza un secado especial para para asegurar que no se adhieran partículas de polvo y así garantizar un resultado perfecto.

En el caso de lacar una puerta antigua después del primer lijado se le aplica una capa tapaporos, y se reparan la imperfecciones que puedan haber con masilla de carrocero.

Normalmente se pueden adquirir los productos lacados directamente de fábrica, larcarlos en un taller o en la misma obra. La tercera opción, aunque sea la más económica, es la que menos recomendamos ya que el acabado suele ser de menor calidad y además para su ejecución se debe proteger la vivienda de la suciedad.

Proceso de lacado de un armario en cabina presurizada. Fuente: Lacados y barnices Fernando Gimeno

Hasta aquí el artículo sobre puertas y muebles lacados, si necesitas más asesoramiento no dudes en contactar con Sincro.

sincro¿Qué es el lacado de puertas y muebles?