Reforma integral «Estruch»


Características:

  • Situación: Hospitalet de Llobregat (Barrio Collblanc)
  • Quién vive allí: una familia con sus dos hijas.
  • Superficie: 120 m2
  • Trabajos realizados: reforma integral de la vivienda
  • Lo más destacado: unir dos viviendas contiguas para tener una vivienda mucho más grande y espaciosa.

En este proyecto los clientes necesitaban encontrar una vivienda que satisficiera todas sus necesidades, ya que el piso donde vivían con sus dos hijas se les había quedado pequeño. Tuvieron la oportunidad de adquirir el piso anexo al suyo por lo que el reto de este proyecto fue unir las dos viviendas.

Para conseguirlo se diseñó una distribución interior con dos zonas bien diferenciadas, por un lado la zona de día al más puro estilo “open concept, para poder compartir más tiempo con la familia y los amigos, y para conseguir mayor luminosidad y amplitud. Y por otro lado, la zona de noche donde descansar, con tres dormitorios y dos baños. Además se ha incorporado una pequeña zona de lavadero, y para el diseño se han tenido en cuenta los dos patios interiores y la terraza existentes en la vivienda.

Para afrontar con éxito la unión de las dos viviendas se tuvieron en cuenta una serie de condicionantes técnicos. Principalmente modificaciones en tabiques, muros de carga y accesos; nivelación de suelos y techos; y la centralización de las instalaciones. Además se tuvieron que realizar refuerzos estructurales al encontrar vigas en mal estado a causa de la aluminosis, una patología frecuente en los edificios construidos en los años 50 y 60.

De la vivienda destacar la cocina con península abierta al salón. Compuesta por un mobiliario moderno y de líneas limpias de color blanco que combina muy bien con el gris de la encimera, dándole un toque distinguido y elegante.

La zona de aguas se encuentra rodeada por módulos de almacenaje con distintas profundidades, creando un efecto visual muy atractivo. En la península se ha ubicado una gran zona para cocinar con más espacio destinado al almacenaje, y a diferente altura encontramos integrada una zona de comedor para comidas más informales.

Para separar ambientes dentro de este espacio diáfano se han utilizado diferentes pavimentos, en la cocina azulejos que imitan el típico panot de las calles de Barcelona y para el resto del salón un parquet laminado.

Por último, resaltar los dos baños completos. En los dos casos se ha optado por un revestimiento porcelánico en tonalidades grises, que combina muy bien con el blanco de los sanitarios, mueble lavabo y la pintura de las paredes. Para darle un toque más personalizado y diferencial, en algunas zonas de la pared se han instalado baldosas con diseños de figuras geométricas. En las duchas se han realizado unas hornacinas muy prácticas para poner todos los accesorios de ducha.

sincroReforma integral «Estruch»