Tipos de sofás. Guía básica para elegir el sofá ideal

El sofá es sin duda una de las piezas más importantes del salón, un lugar donde pasamos mucho tiempo sentados para ver la televisión, leer, dormir, charlar con familia y amigos… Por este motivo a la hora de elegir un sofá debemos analizar varios aspectos para encontrar un sofá confortable, duradero y que cumpla las necesidades personales. Una tarea difícil por la amplia variedad de modelos y estilos que existen en el mercado.

Es importante saber las medidas y la forma del espacio, y el número de personas que lo utilizarán a diario ya que limitarán las posibilidades entre los tipos de sofá existentes. Otro factor crucial es la comodidad, por lo que recomendamos ir a la tienda a probarlo. No os cortéis, sentaros e incluso tumbaros. Cada persona tiene una constitución física diferente y percibe la comodidad de manera distinta. Además tiene de ir en consonancia a la decoración y estilo del hogar.

A continuación os compartimos una clasificación básica de los tipos de sofás que podemos encontrar, describiendo brevemente sus principales características y usos.

Sofá en línea

Son los tradicionales sofás con 2 o 3 plazas. Se adaptan a cualquier tipo de espacio y ambiente. Quedan bien tanto en salones o dormitorios como en una recepción de una oficina. En espacios más grandes podemos combinar uno de 2 plazas con otro de 3, o complementarlo con un sillón u otro tipo de asiento (como pufs o almohadones), permitiendo reunir numerosos invitados.

Fuente: Reforma integral «Poblenou» – Sincro

Sofá en L

Este tipo de sofás cuenta con un lado más largo que el otro, normalmente compuesto por 3+2 plazas. Es ideal para salones grandes y permiten a las personas hablar y socializar unos con otros. Además nos pueden servir como separador de ambientes sin la necesidad de añadir otro tipo de elemento que haga de divisor como por ejemplo una estantería o tabique. En este caso se recomienda que el lado más largo del sofá este tocando a la pared para ganar amplitud y facilitar las zonas de paso.

Fuente: Reforma integral «Sarrià» – Sincro

Sofá chaise longue

Corresponde a los sofás donde se la han incorporado una prolongación en uno de sus asientos para poderse recostar cómodamente. De aquí su nombre en francés que significa literalmente “silla larga”. Al ocupar gran espacio te recomendamos instalarlos en salones amplios.

En los últimos años se han convertido uno de los lugares preferidos de la casa donde relajarse y disfrutar en familia.  Además de poder estirar las piernas, el módulo nos puede servir de asiento extra cuando tengamos muchos invitados e inclusos nos puede funcionar de cama. En definitiva, un modelo que nos permite maximizar el confort y dar un toque moderno al espacio.

Fuente: Reforma integral «Estruch» – Sincro

Sofá rinconero o esquinero

Parecido al sofá en L pero en este caso los dos lados tienen la misma extensión. Son ideales para familias numerosas y para compartir momentos con grandes grupos de amigos. Tienen la ventaja de que se adaptan a cualquier rincón por lo que también se pueden utilizar en salones pequeños.

Fuente: Reforma integral «Sant Gervasi» – Sincro

Sofá modular

Son sofás divididos en piezas individuales que se pueden poner o quitar cuando sea necesario, pudiendo acomodarlo de diferentes formas e incluso separar las partes en función de nuestras necesidades. Los bloques que los forman pueden tener brazos y respaldos o no según se coloquen. Estos módulos también nos pueden servir como reposapiés o mesita, y pueden integrar cómodos pufs o cubos extraíbles que añaden aún más comodidad y funcionalidad.

Da igual si tu salón es grande o pequeño, los módulos se adaptan a cualquier espacio. Si buscas funcionalidad, personalización y recomposición del espacio este es el sofá que estás buscando.

Fuente: Proyecto de reforma «Almeda» – Sincro

Sofá de una plaza o sillón

Se suelen utilizar para ganar una plaza extra, complementando otro sofá más grande; o para aprovechar mejor una esquina del salón. También son ideales para colocarlos en habitaciones, creando un rincón personal donde relajarnos, echar una siesta, coser, disfrutar de la lectura frente a un ventanal, etc.

Fuente: Reforma integral «Espronceda» – Sincro

Sofá tipo Chester o Chesterfield

Es un sofá clásico con brazos curvados y respaldo bajo a la misma altura, tapizado con un capitoné continuo (tapizado acolchado con una serie de botones repartidos de forma geométrica), que a principios del siglo XIX servían para ambientar los salones ingleses.

En la actualidad estos míticos sofás se adaptan a cualquier estilo dándole un toque sofisticado y elegante, aunque es más acorde en estilos decorativos más clásicos o vintage. Originalmente se tapizaba con cuero, pero ahora podemos encontrar sofás Chester con terciopelo, tela o polipiel, y de diferentes tonalidades.

No obstante, se caracteriza por ser robusto y rígido por lo que a muchas personas les resulta un poco incómodo.

Fuente: Sofá Chester negro de Menzzo

Sofá cama

Es un sofá con multifunción pensado para resolver problemas de espacio. De día nos sirve para sentarse y de cama por la noche. Es una solución idónea para casas que disponen pocos metros cuadrados al que le falta una habitación extra, o en aquellas que reciben invitados habitualmente.

En este caso es importante elegir un sofá cama que cumpla ambas funciones sin exclusión, y que una vez instalado no obstruya puertas y zonas de paso.

Fuente: sofá cama Kave Home Big 180

Sofá con almacenaje

En espacios reducidos es una labor mantener el orden y disponer espacio de almacenaje, y más si tienes hijos. Afortunadamente existen sofás con un espacio de almacenaje incorporado dentro de sus asientos o en el chaise longue. Una solución donde podemos almacenar mantas, almohadas,  juguetes, pufs… de manera práctica y ordenada.

Sofá ergonómico

Corresponde a los sofás que disponen de respaldos reclinables y asientos extensibles para poderlo adaptar a nuestro gusto en función de lo que estemos realizando en cada momento (ver la tele, dormir, charlar…). Incluso algunos de ellos llevan incluido un sistema de masaje. Funcionan tanto en mecanismos motorizados como manuales

Nos permiten disfrutar de un mayor descanso, ayudan a relajar la musculatura y facilitan la circulación sanguínea.

Fuente: sofá Atlanta chaise Longue ergonómico y con almacenaje de Kave Home

Esperamos que este post os haya resultado de ayuda. Si necesitas más asesoramiento o amueblar un espacio de tu casa, en Sincro ofrecemos un servicio personalizado de mobiliario y decoración donde nos encargamos de todo, desde la selección de los materiales hasta la gestión de la compra, entrega y instalación de los mismos.

sincroTipos de sofás. Guía básica para elegir el sofá ideal